“En la derecha hay más siglas que ideas. Más testosterona que neuronas”, afirma el presidente, que ha defendido que el feminismo “no es ideológico” ni tiene “adjetivos”

Pedro Sánchez ha reivindicado las políticas sociales del Gobierno del PSOE como la opción política que mejor se identifica con movimientos transversales como el que este 8 de marzo sacó a cientos de miles de españoles a la calle.»Este es el siglo de las mujeres. Quien quiera expulsar a las mujeres de la política será expulsado de la política por las mujeres», ha afirmado el presidente en un acto de partido ante más de un millar de militantes y simpatizantes en Valladolid, donde ha celebrado que se haya «tomado conciencia que la mitad de la población sufre desigualdades que son inaceptables». «Las imágenes que vimos ayer en todas las plazas y calles de España son las imágenes de la España de hoy y de mañana. La imagen de la plaza de Colón es la imagen de la España a la que no queremos regresar», ha contrapuesto en referencia a la concentración que movilizó a PP, Ciudadanos y Vox. Una instantánea a la que el PSOE alude para referirse a las «tres derechas».

Las referencias a las marchas del viernes por la igualdad real entre hombres y mujeres han sido constantes. «El feminismo no es ideológico, es democracia. Lo que une a España son sus valores. El valor supremo es la igualdad», ha afirmado Sánchez. «A España no se le une con la mentira y la crispación del PP y Ciudadanos», ha añadido. El partido de Pablo Casado no acudió a las manifestaciones del 8M, al contrario que la formación de Albert Rivera, que sí estuvo representada. «Hemos visto esta semana a opciones políticas hablar del feminismo liberal. La libertad no tiene adjetivos, la igualdad tampoco», ha afirmado respecto a la definición que Ciudadanos realizó de una parte del movimiento feminista en vísperas del 8 de marzo. No ha sido la única crítica a Rivera. «¿Qué tipo de feminismo defiende cuando Ciudadanos va a la manifestación pero dice que va a votar en contra de la ampliación de los permisos de paternidad?», ha cuestionado el líder del PSOE.

«En la derecha hay más siglas que ideas. Más testosterona que neuronas», ha remarcado Sánchez, que ha destacado el «peligro» que supone que se califique a la violencia de género como violencia doméstica o intrafamiliar según sostiene la extrema derecha de Vox. Un ideario con el que ha coqueteado el PP y que para Sánchez «retrotrae a los años sesenta del siglo pasado», cuando la dictadura franquista todavía permanecía en España. «Al PP siempre le reprochábamos que llegaba tarde y a rastras, pero ahora es que Casado no quiere llegar. Da marcha atrás», ha observado Sánchez sobre la revisión de políticas como la ley vigente del aborto que defiende el presidente del PP.

El electorado femenino es el principal caladero de votos del PSOE. El 55% de los votantes socialistas fueron mujeres en las generales de 2016, en las que el partido obtuvo su peor resultado histórico, empeorando los registros de 2015. Los responsables de la estrategia de campaña del PSOE confían en tener un tirón relevante en este segmento de la población el 28 de abril. «Las mujeres saben que mientras haya un presidente socialista o un alcalde socialista habrá gobiernos socialistas», ha aseverado Sánchez, que viene repitiendo este mensaje desde hace semanas. «No se concibe ser socialista sin ser feminista. Después de la manifestación del 8 de marzo tenemos un camino hacia las generales. Había quienes pedían las elecciones, pues ahí las tienes. Parece que se les ha quitado las ganas», ha intervenido Luis Tudanca, líder territorial del PSOE en Castilla y León y candidato en las autonómicas del 26 de mayo. En esta línea, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha pedido un «respaldo inequívoco en las urnas». «Nunca ha sido tan importante que estemos movilizados a tope”, ha insistido tras exaltar a Sánchez como «un líder libre de ataduras y de hipotecas» que no se veía en España «desde el Felipe [González] de los setenta».

El presidente ha puesto como ejemplo de las políticas transversales del Ejecutivo la aprobación este viernes en el Consejo de Ministros del registro de jornada, lo que según ha afirmado beneficiará por ejemplo a las mujeres con trabajos a tiempo parcial a las que no se reconocen las horas extras de cada jornada. El 70% de los beneficiados por el aumento del salario mínimo, la mayor subida en 40 años, también son las mujeres, ha subrayado Sánchez en un mitin marcado por el feminismo. Ya se percibía antes del inicio del acto en los mensajes que se proyectaban en varias pantallas. «La España que quieres no es sexista. Apoya a las mujeres. Educa en igualdad. No te juzga por tu cuerpo. Rompe techos de cristal… La España que quieres es feminista», eran los lemas que se sucedían en toda una declaración de intenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La CNMV estima que las mujeres alcanzarían la cuota del 30% si cada cotizada sustituyera a un solo consejero

Pone de manifiesto la falta de presencia femenina en puestos ejecutivos, que apenas alcanz…