El alcalde de Compromís repite y la candidata socialista ocupará la primera vicealcaldía. Ambas formaciones se reparten cinco y cuatro áreas de gestión, respectivamente

Durante mes y medio de negociaciones, uno de los principales objetos de discusión ha sido la petición de los socialistas (siete concejales) de contar con una vicealcaldía. Joan Ribo, que ganó en las elecciones municipalesdel 26 de mayo con 10 concejales, no daba el brazo a torcer. Y hoy ambas formaciones han anunciado que han cerrado el acuerdo para conformar un gobierno del Ayuntamiento de València en el que no habrá una, sino dos vicealcaldías. La primera la ocupará la candidata socialista, Sandra Gómez, La primera la ocupará la candidata socialista, Sandra Gómez, y la segunda ha retrasado la firma definitiva del pacto por la disputa entre dos concejales de sendas formaciones que integran la coalición, Pere Fuset, del Bloc (mayoritario) y Sergi Campillo, de Iniciativa (el partido de la líder de Compromís, Mónica Oltra). Finalmente, Campillo se ha llevado el gato al agua. Compromís gestionará cinco áreas y los socialistas, cuatro.

El consenso para el nuevo ejecutivo se ha alcanzado después de que el pasado miércoles por la tarde se retomaran los contactos para las negociaciones entre ambas partes, que habían quedado paralizadas la pasada semana, y tras los encuentros mantenidos este jueves, que se prolongaron hasta la madrugada de este viernes, y esta misma jornada.

El alcalde de València y la portavoz socialista en el consistorio y secretaria general del PSPV en la ciudad han anunciado el acuerdo en declaraciones a los medios de comuniciación tras las Junta de Gobierno Local y la Junta de Portavoces celebradas este viernes.

«Hemos llegado a un acuerdo. Tenemos acuerdo de gobierno progresista para la ciudad de València. Tenemos que felicitarnos por esto. Ha costado un poco de tiempo pero las cosas buenas cuestan», ha afirmado el primer edil, que ha mostrado su satisfacción. Gómez ha asegurado que este es «un magnífico día porque se confirma que al frente del Ayuntamiento habrá un gobierno progresista, estable» y «maduro» que dará «continuidad al proyecto iniciado en 2015».

Ribó ha explicado que el acuerdo está firmado pero aún no desarrollado y precisado en sus totalidad sobre el papel, de modo que no se conoce todavía el nombre de los concejales de Compromís y del PSPV que estarán al frente a cada delegación. No obstante, sobre la distribución de competencias, ha avanzado que se ha seguido una «línea parecida a la de la Generalitat», para que cada una de estas formaciones continúe ostentado concejalías que gestionaba en la anterior legislatura.

A estas competencias hay que añadir para este mandato las que entre 2015 y 2019 estaban en manos de València en Comú, la coalición que formaba también parte del equipo de gobierno anterior en la que estaba integrado Podemos y que quedó fuera del Ayuntamiento de València tras las elecciones locales del 26M.

El nuevo gobierno de la capital valenciana no tiene todavía nombre. Preguntado por esta cuestión y por si recibirá el de La Nau II, siguiendo el dado al anterior ejecutivo que presidía o si recibirá otro como el de Rialto, al haberse iniciado en ese teatro de la ciudad las negociaciones para conformarlo, el alcalde ha manifestado que se «bautizará» en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…