La Guardia Civil ha detenido a tres hombres marroquíes por considerarles pilotos del viaje mientras corrobora la identidad del cuerpo

A unos pocos metros de alcanzar tierra firme, el mal golpe de una ola frustró el deseo de llegar a Europa a salvo. La patera en la que viajaban 26 personas volcó y el imprevisto se convirtió en tragedia. Junto a los 24 supervivientes, la Guardia Civil rescató el cadáver de una mujer y dio por desaparecido a un joven de 16 años. Ocurrió la madrugada de este martes en la playa gaditana de Castilnovo y, cerca de la zona, este miércoles el mar ha devuelto el cadáver de un joven que podría corresponderse con el menor desaparecido, según las primeras indagaciones de implicados en el rescate.

El hallazgo del cadáver se ha producido pasadas las dos de la tarde en la playa de El Palmar, en Vejer de la Frontera, según han confirmado fuentes cercanas al dispositivo de búsqueda. El cuerpo, de un joven y con apariencia de llevar poco tiempo en el mar, ha aparecido en una zona a unos cuatro kilómetros de Castilnovo, el punto donde se produjo el hundimiento. El lugar de la localización y la edad aproximada del cuerpo, de unos 16 años, hace pensar a los investigadores que puede tratarse del joven desparecido, aunque la identificación definitiva tardará unos días. Por el momento, la Guardia Civil ha suspendido las labores de búsqueda, según confirman fuentes cercanas al cuerpo.

Si se termina de confirmar la correspondencia, serían dos los fallecidos de la embarcación hinchable de unos seis metros de eslora en la que viajaban 26 personas de origen magrebí. De forma paralela a estas pesquisas, la Guardia Civil ha detenido a tres hombres a los que considera organizadores y pilotos de la patera siniestrada. Los investigados —que responden a las iniciales de M.J, A.H. y M.B.— son de origen marroquí y los agentes les imputan delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y homicidio imprudente, según ha confirmado la institución en una nota de prensa.

Los agentes han tomado la decisión de detenerles tras escuchar el testimonio de los diferentes testigos que viajaban con ellos en la patera y está previsto que, en las próximas horas, pasen a disposición del Juzgado de Primera Instancia Número Dos de Chiclana de la Frontera. La Guardia Civil cree que los tres tomaron parte de la organización y pilotaje de la hinchable y, por tanto, del fatal vuelco que le ha podido costar la vida a dos personas.

Fue el pasado miércoles, en torno a las dos de la madrugada, cuando los sistemas de vigilancia de la costa de la Guardia Civil -el conocido como SIVE- detectó la presencia de una patera en el mar cerca de la Torre de Castilnovo, una zona limítrofe entre las localidades de Conil de la Frontera y Vejer. Cuando la lancha del instituto armado se encontraba cerca de la embarcación, un golpe de mar provocó el vuelco de ésta a pocos metros de la orilla, según apuntaron desde la Comandancia de Cádiz.

Los agentes lograron recuperar a 24 hombres con vida. Sin embargo, nada pudieron hacer por salvar la vida de una joven magrebí de unos 18 años a la que encontraron ya fallecida y a la que se le practicaron, sin éxito, maniobras de reanimación cardiopulmonar. Además, el rescate se saldó sin dar con el paradero de un menor de unos 16 años. Eso provocó que se activase un amplio dispositivo de búsqueda por tierra, mar y aire que estuvo operativo durante las horas de sol del miércoles y hasta el mediodía de este jueves en el que se ha suspendido el trabajo ante el previsible hallazgo del desaparecido.

Durante esas labores de búsqueda, los guardias civiles dieron también con una patera de unos 30 ocupantes que llegó a la zona de Los Caños de Meca. En los acantilados de Los Castillejos, la embarcación consiguió tocar tierra y sus ocupantes se dispersaron por campo a través para intentar no ser localizados por la Guardia Civil. Con todo, aproximadamente la mitad de los ocupantes, también de origen magrebí, acabaron interceptados y detenidos.

Tras unos meses de febrero a abril con un descenso en la llegada de migrantes por mar, las costas de Cádiz han experimentado un nuevo repunte de llegadas desde el viernes de la semana anterior. Tan solo en la jornada del martes, los rescatistas auxiliaron a 214 personas en menos de diez horas. Tras varios años de paulatino ascenso de llegada de pateras, en 2018 llegaron al país por vía marítima 58.525 personas, según datos del Ministerio del Interior. En lo que va de 2019 ya son 6.357 los migrantes que han arribado a las costas españolas procedentes del norte de África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La emotiva dedicatoria del Oporto a Casillas en la final de Copa que perdieron ante el Sporting

Portugal Los jugadores del conjunto portugués tuvieron un entrañable gesto con su compañer…