Rajoy, junto a su excoordinador general, se suma en Zamora a la campaña electoral

Mientras el casadismo pide «espíritu colchonero» y se encomienda a «la remontada» tras la debacle del 28 de abril, Mariano Rajoy ha disfrutado este viernes de la popularidad que todavía tiene en Zamora. El expresidente del Gobierno, escoltado por Fernando Martínez-Maillo —uno de sus últimos hombres fuertes en el partido  y expresidente de la diputación de Zamora—, ha aterrizado sobre la una y media de la tarde en una de las principales arterias de la ciudad y se ha dado un baño de masas. Besos y selfis a tutiplén. «¡No jodas que es Rajoy!», exclamaba una señora al verlo bajar por la calle de Santa Clara, antes de lanzarse a la carrera a saludarlo. «¡Es Rajooooooy!», gritaban exaltadas unas adolescentes antes de fotografiarse con él, que respondía a todos con una sonrisa, dispuesto a aguantar todos los enfoques de móvil que se sucedían a su paso. Solo unos minutos antes de que Maillo dijese aquí la frase que marcaría la jornada en clave interna: «El PP es mucho más que Génova».

Porque decir «el PP es mucho más que Génova» es tanto como decir que es mucho más que Pablo Casado y su cúpula, en la que ahora figuran algunos de los viejos enemigos de Rajoy, como el jefe de gabinete del líder, Javier Fernández-Lasquetty, que apenas unas semanas después de la moción de censura que desalojó al PP de La Moncloa describió al expresidente como «un mal recuerdo». Pero es que, además, Fernández-Maillo no es un cualquiera. Y el dardo lo lanza acompañado por el exjefe del Gobierno y en una ciudad donde ha salido mejor parado en las pasadas elecciones que muchos otros candidatos de la formación.

Nombrado coordinador general del PP por Rajoy, fue relegado a las listas del Senado por Pablo Casado, al igual que otros marianistas. Aun así y pese a la debacle de los populares en la Cámara alta, Maillo fue el candidato más votado en la provincia, con un 33,37% de los votos, superando el porcentaje de apoyos de su sustituta en la lista al Congreso, Isabel Blanco (29,6%). Además, el PP se hundió en la ciudad de Zamora hasta el 24%, frente al 43% que sacó Rajoy en su última cita con las urnas.

Así que, conocida la debacle de los populares, el expresidente del Ejecutivo tuvo que enfrentarse a la pregunta de los periodistas: «¿A qué se debe esa caída?». «Mire, ahora ya estamos en el futuro y ahí es donde nos hemos situado», esquivó. ¿Y sobre la estrategia de Casado de derechizar el partido? «El PP siempre ha estado en el mismo sitio».

«A finales de este mes tendremos elecciones y yo, como saben, ya me he retirado de la vida política. Pero eso no significa que no me importe lo que pasa en mi país y lo que pasa en mi partido. Así que hoy estoy aquí fundamentalmente para apoyar a nuestros candidatos», ha continuado Rajoy, que tiene previsto participar en varios actos esta campaña porque varias direcciones territoriales del partido han solicitado su asistencia.

No está prevista, sin embargo, que la presencia de Aznar sea la misma que en la de las generales. El presidente de FAES tiene pendiente varios viajes y pasará casi todo el mes en EE UU. Además, en algunos territorios los candidatos del PP creen que moviliza a la izquierda y podría perjudicarles. Según fuentes de la cúpula popular, Casado no ha pedido a ninguno de los dos expresidentes que se sumen a la campaña, sino que son las direcciones territoriales las que solicitan su participación y ellos deciden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…