Comentar

El Sepblac, la Unidad de Inteligencia Financiera española que lucha contra el blanqueo de capitales e infracciones monetarias en nuestro país, debe actuar de inmediato contra la entrada del narcodinero procedente del régimen chavista que está llegando a España masivamente de la mano de los bolichicos. Es decir, los empresarios y funcionarios públicos venezolanos vinculados al Gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro que amasaron importantes fortunas en el país latinoamericano en apenas unos pocos años y que ahora, tal y como ha alertado Miguel Ángel Martín Tortabú, el presidente del Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio, está penetrando en España a través de complejos entramados financieros destinados, en la mayoría de los casos, a la compra de bienes inmuebles de lujo ubicados en la capital.

El dinero de los bolichicos lleva varios años llegando de manera más o menos velada a nuestro país a través de ostentosas transacciones inmobiliarias, de ahí que los ciudadanos de Venezuela encabecen todos los rankings elaborados por el real estate en adquisición de viviendas en Madrid -un sector inmobiliario que, por cierto, ya les denomina como ‘los nuevos rusos’–. Sin embargo, la actual crisis política que asola a Venezuela y la previsible caída del dictador Nicolás Maduro ha acelerado que la oligarquía venezolana esté sacando de manera masiva su capital del país latinoamericano para traerlo a España. Cabe destacar, además, un aspecto nada baladí que tendría que poner sobre aviso a los agentes del organismo español contra el lavado de dinero, y son los antecedentes delictivos de los boliburgueses en EEUU, país en el que fueron acusados de presuntos delitos de asociación ilícita y fraude en transferencias, aunque finalmente un tribunal neoyorquino terminó por desestimar dichas acusaciones.

Sin embargo, tal y como ha alertado el presidente del Supremo venezolano, la penetración de este dinero en España no sólo tiene fines de blanqueo, ya que afirma que el citado capital presuntamente ilícito fue orquestado por la triple alianza de ultraizquierda en los años 90 entre Lula Da Silva, Hugo Chávez y Fidel Castro –Foro de Sao Paulo– para alterar las estructuras políticas de países como España, haciendo una clara alusión a Podemos, una formación que, tal y como desveló OKDIARIO, recibió financiación del régimen dictatorial chavista. Ante tan grave declaración por parte de Martín Tortabú, las autoridades españolas deben poner en marcha con la mayor brevedad posible una investigación que aclare la procedencia del dinero que llega a España por parte de los bolichicos porque nuestro país no puede convertirse en un lavadero del narcodinero chavista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…