La primera ministra, Theresa May, sale del 10 de Downing Street. EFE

Después de una maratoniana sesión de emergencia de siete horas, la primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado que lo mejor para el Reino Unido es salir de la UE con un acuerdo, de forma ordenada, y hacerlo “en el plazo más breve posible”.

“Sé que algunos están tan hartos con todo el retraso y las discusiones inacabables que les gustaría salir sin acuerdo la semana próxima. Siempre he dicho que a largo plazo puede ser buena esta vía. Pero siempre será mejor que nos vayamos con un acuerdo. Por eso necesitamos una prórroga, que sea lo más corta posible para aprobar un acuerdo”. ha dicho.

Este debate, esta división, no puede prolongarse más. Está colocando una gran presión a los parlamentarios y nos está dañando a todos”, ha remarcado.

La única vía no explorada que ahora ve May es ganar tiempo, hasta el 22 de mayo, y que los dos grandes partidos se unan para encontrar un consenso. Sin embargo, la base sería el Acuerdo ya negociado con la UE.

“Con la intención de romper el actual bloqueo, he tendido la mano al líder laborista, Jeremy Corbyn, para intentar acordar un plan, que apoyemos los dos partidos, para asegurar que salimos con un acuerdo”, ha señalado.  Corbyn ha declarado que le hará “muy feliz” verse con May.

En declaraciones a la agencia Press Association, Corbyn ha señalado que la primera ministra “se ha movido”. Ha añadido: “Asumo mi responsabilidad de representar al pueblo que apoyó a los laboristas y a quienes no lo hicieron pero quieren seguridad y certidumbre para su propio futuro. Esa será la base de mis conversaciones”.

May ha aclarado: “Cualquier plan ha de partir del Acuerdo de Salida ya negociado con los Veintisiete, que han dejado claro que no puede reabrirse”. A su juicio, “en lo que nos hemos de centrar es en la relación futura que ponga en práctica lo decidido en el referéndum”.

Si no llegaran a un mínimo común denominador, se plantearán “una serie de opciones sobre la relación futura en los Comunes”. La primera ministra ha asegurado que aceptará la decisión del Parlamento, pero siempre y cuando también lo hagan los laboristas.

Lo que plantea May supone que las relaciones con la Unión Europea serán más estrechas de lo fijado en la declaración política, ya que los laboristas apoyan tanto la opción de la unión aduanera como que el Reino Unido esté en el Espacio Económico Europeo. Los brexiters rechazan categóricamente cualquiera de estas posibilidades.

Todos los ministros han esperado dentro del 10 de Downing Street mientras May realizaba su declaración. La última vez que se adoptó una medida similar fue en 2017, cuando May anunció elecciones anticipadas.

Hubo rumores de algo así sucediera pero May ha vuelto a sorprender con su resistencia. Es cuestión de tiempo que haya fugas en el Gobierno. Diez de ellos estaban a favor de una prórroga mayor, 14 optarían por salir sin acuerdo o una ampliación breve, y dos no se pronunciaron claramente, según The Guardian.

La líder del Partido Nacionalista Escocés, Nicola Sturgeon, ha sido de las primeras en reaccionar: “La primera ministra vuelve a intentar ganar tiempo y elude la respuesta fundamental: ¿a qué está dispuesta a comprometerse?”.

El dirigente liberal demócrata, Vince Cable, ha insistido en que la única manera de romper el bloqueo institucional y político es revocar el artículo 50 y permanecer en la UE.

Solo mayorías en contra

Previamente, el jefe negociador de los Veintisiete para el Brexit, Michel Barnier, ha señalado: “Solo hay mayorías en contra de propuestas [en los Comunes]. Así no hay manera de que poner en práctica una salida ordenada de la UE”.

En su comparecencia, Barnier ha destacado que “una salida sin acuerdo es cada vez más probable” después de que el Parlamento haya rechazado todas las alternativas al Acuerdo de May que se han votado.

"There are only majorities against things [in the Commons], and that's not how we're going to manage an orderly withdrawal of the UK" says the EU's chief Brexit negotiator, Michel Barnier#Brexit updates: https://t.co/L7JqCiL9Mj pic.twitter.com/XohAnJ4vnd

— BBC Politics (@BBCPolitics) April 2, 2019

“Una salida sin acuerdo nunca ha sido nuestro escenario más deseado ni en absoluto perseguido. Pero los Veintisiete estamos preparados, cada día que pasa es más probable”, ha añadido. “Estamos ante una grave crisis que no agrada a nadie”, ha remarcado Barnier.

Con el fin de evitar esa salida abrupta, la parlamentaria laborista Yvette Cooper ha encabezado una iniciativa, también suscrita por el tory Sir Oliver Letwin, el artífice de los votos indicativos, que pretende que haya una prórroga de la puesta en práctica del artículo 50, según informa The Guardian.

“Estamos en una situación peligrosa con un riesgo creciente y grave de salir sin acuerdo en 10 días”, ha declarado Copper. “La primera ministra ha de evitar que esto ocurra y por ello ha de proponer una prórroga y si no lo hace ha de ser el Parlamento el que tiene la responsabilidad de intentarlo”.

La cuestión es que los brexiters como Boris Johnson, que aspira a suceder a May, prefieren una salida sin acuerdo a arriesgarse a que el Brexit deje anclado al Reino Unido a la UE de alguna forma que vaya más allá de lo planteado en el Acuerdo de Salida de la primera ministra. Johnson, junto a Jacob Rees-Mogg o Ian Duncan-Smith,  terminaron aceptándolo, a regañadientes, siempre que May se fuera.

Diez ministros del gabinete, entre ellos varios aspirantes a la sucesión como Jeremy Hunt (Exteriores) o el propio Stephen Barclay (Brexit), también prefieren la salida abrupta antes que el riesgo de que finalmente se apruebe quedarse en la unión aduanera.

“Sería muy raro que un país que ha elegido recuperar el control ceda el control en asuntos vitales para los intereses nacionales. No se resolvería el debate del Brexit porque si nos quedamos en la unión aduanera no habrá un auténtico Brexit”, ha dicho el ministro de Exteriores ante la comisión de Exteriores.

Desde París, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha destacado los inconvenientes que plantea una ampliación, entre ellas la participación del Reino Unido en las elecciones europeas del 23 al 26 de mayo.

La UE no puede ser rehén de la solución a la crisis política del Brexit”, dice Macron

“La UE no puede ser rehén de la solución a la crisis política del Reino Unido. No podemos pasarnos los próximos meses tratando con el divorcio”, ha declarado Macron, que ha recibido en El Elíseo al primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

A juicio de Macron, tendría que haber razones para esa ampliación larga, como elecciones anticipadas, un segundo referéndum o un plan con unión aduanera. “Si salen sin acuerdo no será culpa de la Unión Europea, sino del Reino Unido”, ha remarcado.

El mes de abril ha comenzado con cuatro noes seguidos del Parlamento británico a cuatro alternativas al Acuerdo de Retirada, ya rechazado tres veces.

Las opciones que se votaron el lunes en Westminster incluían dos versiones del Brexit blando, una en la que el Reino Unido estaría en el Espacio Económico Europeo, como Noruega o Islandia, y otra que defendía una unión aduanera. Ninguna de ellas soluciona la cuestión de la frontera interirlandesa.

Mientras el Parlamento no se pone de acuerdo sobre cómo salir de la Unión Europea, ni tampoco el Gobierno encuentra la luz, cada vez son más las firmas en favor de revocar el artículo 50 y permanecer en la Unión Europea. Más de seis millones de británicos han firmado a favor de quedarse con los Veintisiete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Una de cada diez declaraciones de la Renta se presenta desde el móvil

Aumenta un 40% el uso de la 'app', pero los expertos piden revisar los datos ant…