El selectivo español ha cerrado la sesión con un ligero descenso del 0,25%, hasta los 9.208,5 puntos

La conclusión de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal norteamericana de ayer ha insuflado ánimos a las Bolsas, a excepción de a la española. La autoridad monetaria estadounidense dejó la puerta abierta a bajadas de los tipos de interés en los próximos meses. Eliminó de su comunicado la palabra «paciencia» para referirse a cómo aborda sus decisiones, para ahora tomar como referencia los datos económicos que se vayan publicando y, muy probablemente, la evolución de las incertidumbres que sobrevuelan los mercados, como la guerra comercial, por lo que se presume que la próxima cita del G-20, especialmente la reunión entre Trump y Xi Jimping, que se celebra a finales de la semana que viene, será determinante.

Los números verdes han inundado los mercados de renta variable a uno y a otro lado del Atlántico. Y también Asia terminaba esta mañana en positivo. El índice Nikkei cerraba por la mañana con una subida del 0,60%. Y el CSI-300 se anotaba algo más de un 3%. 

En el Viejo Continente, el más rentable ha sido el Ftse Mib de Milán, que ha sumado un 0,66%. El Dax alemán se ha anotado un 0,38%. El Cac 40 francés y el Ftse 100 británico han avanzado alrededor de un 0,30%. 

En Wall Street dominaban los ascensos al cierre de la sesión europea: el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq registraban ganancias de alrededor de un 0,6%. Con ello, llegaban a niveles récord.

La razón por la que el Ibex-35 ha cerrado la sesión con un ligero descenso del 0,25%, hasta los 9.208,5 puntos, ha sido el comportamiento de los bancos. Los inversores conservan la percepción de que los bajos tipos de interés perjudican su cuenta de resultados y penalizan la evolución de su rentabilidad. Así, entre los diez peores valores del día en el selectivo español han tenido una importante presencia los bancos: en ese ranking se han contado los seis. 

El Sabadell ha sido el peor del día, con un recorte del 4,53%. Después se ha colocado Bankia, con un descenso del 3,40%. Bankinter y CaixaBank se han dejado más de un 2%. BBVA perdió un 1,42% y el Santander, un 1,13%. 

También entre los valores a la baja se han contado algunos otros 'blue chips': Telefónica se ha dejado casi medio punto porcentual, Inditex ha perdido un 0,28%, e Iberdrola ha bajado un 0,07%. 

En verde, IAG ha encabezado los ascensos, con una subida del 2,40%. A continuación se ha colocado Siemens Gamesa, con un ascenso de casi dos puntos porcentuales. Cie Automotive y Amadeus han sumado un 1,72% cada uno. Viscofán y Repsol han sido los otros dos valores que han ganado más de un punto porcentual.

Mínimos multianuales para los tipos de los bonos americanos

El comunicado de la Reserva Federal de anoche ha tenido sus repercusiones en el mercado de bonos. El interés de la deuda estadounidense a diez años baja desde el 2,01% hasta el 1,97%. No se situaba por debajo del 2% desde noviembre de 2016. El interés del dos años americano cae hasta el 1,70%, lo que le coloca en mínimos desde noviembre de 2017. 

En el Viejo Continente, los rendimientos también se han movido a la baja. El del título alemán a diez años ha regresado hasta el -0,33% y el de su comparable español, hasta el 0,38%. 

Sólo ha subido la rentabilidad del bono italiano a diez años, que ha pasado desde el 2,10% hasta el 2,14%. Ello, ante noticias sobre la alta probabilidad de que el PIB del segundo trimestre se contraiga. Además, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en respuesta al procedimiento comunitario contra su país por la deuda excesiva, ha pedido que cambien las reglas presupuestarias de la Unión Europea, así como su gobernanza económica. 

En el mercado de divisas, los últimos acontecimientos han favorecido la apreciación del euro frente al dólar. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión europea avanzaba un 0,45% frente al billete verde, hasta situarse el tipo de cambio en 1,1277 unidades. Hace veinticuatro horas, se colocaba en 1,1215 unidades.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, se disparaba un 4%, hasta los 64,29 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 5,43%, hasta los 56,68 dólares. Ello, por dos razones. En primer lugar, por las señales de la Reserva Federal hacia una bajada de tipos. En segundo lugar, porque Irán ha derribado un dron espía de Estados Unidos en su espacio aéreo, lo que incrementa las tensiones en Oriente Medio.

El oro, por su parte, se anotaba al cierre un 1,85%, hasta los 1.385 dólares la onza, máximos desde finales de 2013. Al oro le favorece la depreciación del dólar y su carácter de refugio ante las crecientes amenazas globales.

CRÓNICA DE CIERRE:

– El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,25%, hasta los 9.208,50 puntos.

– Sabadell y Bankia fueron los peores valores del día, con recortes de un 4,53% y de un 3,40%, respectivamente. IAG fue el mejor, con una subida del 2,40%.

– La rentabilidad del bono americano a diez años cayó por debajo del 2% por primera vez desde noviembre de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…