En Alemania y Reino Unido no hay obligación de registrar las horas, mientras que en Francia y Bélgica solo lo hacen en determinados sectores

Todos los países de la Unión Europea están ahora obligados a llevar un registro diario de la jornada laboral de los trabajadores. Así lo estableció una sentencia publicada el pasado martes por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que avala así la medida que desde el pasado domingo es obligatoria en España. Es más, con la nueva ley, España se ha convertido en uno de los países del mundo que tiene un control horario más estricto, mientras que la mayor parte de sus socios europeos habrán de adaptarse o incluso implantar esta norma que ahora se considera un derecho fundamental. Alemania o Reino Unido, por ejemplo, no llevan este registro diario, algo que sí se hace en Italia, Portugal o Austria; en Francia y Bélgica solo es obligatorio para determinados sectores o colectivos, según se desprende de un estudio elaborado por Sagardoy Abogados.

Alemania

Los empresarios no necesitan registrar las horas trabajadas por los empleados y ni siquiera están obligados a informar de las horas extraordinarias a los sindicatos -algo que en España ya se hace desde hace años-, aunque sí deben llevar un registro de éstas, ya que el empresario tiene que garantizar el respeto de las horas máximas permitidas, que se regulan en la Ley sobre Jornada Laboral.

Reino Unido

El empresario debe llevar un registro «adecuado» que acredite que se respetan los límites de la jornada semanal y de los horarios de trabajo nocturno, según una ley de 1998. No obstante, esta obligación no se aplica al descanso diario ni al semanal y la ley no obliga de manera específica a registrar todas las horas trabajadas. De igual manera, el empresario tiene la libertad de decidir el modo en que lo hace y conservar dicho registro durante un plazo de dos años, frente a los cuatro años que se establecen en España.

Francia

Las obligaciones varían en función de la situación: se exige controlar el horario de los trabajadores cuya jornada laboral se calcula en horas o días o cuya jornada laboral no puede fijarse de antemano. Para ello, se elabora un documento mensual en relación con cada trabajador y la copia se adjunta a la nómina sobre el número de horas extraordinarias. Además, el empleado podrá acceder a cualquier documento de control mediante el ejercicio de su derecho de acceso a sus datos personales.

Bélgica

No existe una obligación general de establecer un sistema de control de la jornada, pero hay algunas excepciones. Por ejemplo, en el sector bancario es obligatorio pero solo en el caso de los trabajadores sujetos a la legislación de jornada laboral. También es necesario el registro para ciertos trabajadores a tiempo parcial y los que tienen una jornada laboral variable.

Italia

En este país la ley sí recoge la obligación de controlar la jornada de trabajo. El empresario tiene que recopilar información diversa sobre la relación laboral, como los días trabajados, las ausencias, el tiempo de trabajo, las horas extraordinarias, las vacaciones, las bajas remuneradas… Esta información debe cumplimentarse mensualmente, con alguna excepción, como por ejemplo los trabajadores del hogar (sector que tampoco está obligado en España). Este documento generalmente se entrega a los trabajadores al final del mes siguiente.

Portugal

También hay obligación de control diario de jornada, incluso para aquellos trabajadores que no tienen un horario fijo. De igual manera han de contabilizarse las interrupciones o pausas que no están incluidas en la jornada laboral, para determinar el número de horas efectivas trabajadas al día y a la semana. Este registro debe mantenerse en lugar de fácil acceso. Para los empleados que realizan su actividad fuera de las instalaciones de la empresa, el empleador debe asegurarse de que el empleado firme dicho registro después de regresar a la empresa, o enviarlo firmado para permitir que la compañía lo tenga en un plazo de 15 días después de finalizado el trabajo fuera de las instalaciones.

Austria

Es otro país en el que se exige al empresario registrar las horas de trabajo, salvo para aquellos empleados con funciones directivas decisivas. N obstante, se requerirá del consentimiento del comité de empresa si el sistema de registro elegido puede ser considerado como una medida de control que pueda afectar a la dignidad.

Estados Unidos

La mayoría de los empleadores están obligados a mantener registros que reflejen el número real de horas trabajadas, en concreto aquéllos cuyas ventas anuales ascienden a 500.000 dólares o más o que se dedican al comercio interestatal. Sin embargo, los denominados trabajadores 'exentos', que son aquellos que reciben una retribución salarial de más de 23.660 dólares al año, no tienen derecho a recibir pago por horas extraordinarias. Cada empleador obligado debe mantener ciertos registros para cada trabajador 'no exento'.

Argentina

No existe el control obligatorio de la jornada. Sí establece la legislación la duración de la jornada laboral y de las horas extra, que están limitadas a un máximo de tres diarias, 30 horas al mes y 200 al año.

Brasil

En este país la relación laboral está sometida a una estricta regulación y así sucede con el horario laboral. Sin embargo, hay tres categorías de trabajadores que quedan exentos de este registro: la alta dirección, los trabajadores externos y quienes teletrabajan.

Chile

El Código del Trabajo impone a los empleadores llevar un registro diario del trabajo, tanto de horas extraordinarias como ordinarias. Cuando no sea posible o su aplicación implique una difícil fiscalización, la Dirección del Trabajo, de oficio o a petición de parte, podrá establecer y regular un sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Gobierno andaluz presume de estabilidad tras aprobar su primer presupuesto con Vox

La ultraderecha advierte que las cuentas de la Junta para 2019 son de “transición” Frente …