Los acusa de formar un cartel al detectar que algunos de sus comerciales, rivales directos, compartieron información sensible «para socavar la integridad del sector»

Una investigación abierta por la Comisión Europea ha revelado que particulares al cargo de las operaciones de cambio al contado de divisas de las principales monedas del mundo, en nombre de cinco grandes entidades bancarias, intercambiaron información confidencial y planes de negociación, además de coordinar «ocasionalmente» sus estrategias de negociación a través de varias salas de chat profesionales en línea para conseguir de ese modo beneficios en la compra y venta de las monedas que tenían en sus carteras.

Un juego irregular con las divisas que ha llevado al Ejecutivo comunitario a imponer una multa de más de mil millones de euros a Barclays, RBS, Citigroup, JPMorgan y MUFG Bank porque «el comportamiento de estos bancos socavó la integridad del sector a expensas de la economía y los consumidores europeos», ha denunciado este jueves la comisaría de Competencia Margrethe Vestager.

El cartel actuaba sobre el cambio y la negociación de divisas que se realiza en el Forex, un mercado virtual que mueve miles de millones de dólares en el que se compra y vende de forma ininterrumpida moneda al cambio en el que se encuentren en cada momento. Administradores de activos, fondos de pensiones, fondos de cobertura, grandes compañías y otros bancos participan en este mercado que negocia principalmente con el euro, la libra esterlina, el yen japonés, el franco suizo, el dólar estadounidense, el canadiense, el neozelandés y el australiano, así como con las coronas danesas, suecas y noruegas.

La Comisión Europea habría identificado al menos dos cárteles bancarios detrás de estos comerciales que cruzaban información confidencial y coordinaban estrategias. Uno lo señala como el 'Three Way Banana Split», y que conlleva una multa de 811.197.000 euros a Barclays, The Royal Bank of Scotland (RBS), Citigroup y JPMorgan. El otro, denominado 'Forex-Essex Express', ha derivado en penalizaciones por valor de casi 260 millones también para Barclays, RBS y MUFG Bank (anteriormente conocido como Banco de Tokio).

La mayoría de estos comerciales, competidores directos, que participaban en las salas de chat, «se conocían entre sí a nivel personal» e invitaban a unirse a otros competidores, «en función de sus actividades comerciales y afinidades personales, creando círculos cerrados de confianza», se asegura desde la Comisión Europea.

A la hora de fijar las multas, ésta tuvo como referencias de base el valor de las ventas en el Espacio Económico Europeo (EEE), la gravedad de la infracción, su alcance geográfico y su duración. UBS recibió «total inmunidad» por revelar la existencia de los cárteles, evitando así una multa total de 285 millones de euros. Todos los bancos involucrados a excepción del MUFG Bank, se beneficiaron de la reducción de sus multas (que se mueve en el entorno del 10%) por cooperar con la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…