Tsitsipas posa para ABC durante la entrevista – Mutua Madrid Open

Ha dado el salto al top ten con revés a una mano y pinta de surfero, una imagen diferente a los tenistas consagrados a los que trata de desbancar

Melena rubia y andares despreocupados. Habla resuelto, con bromas, desparpajo; manos siempre en movimiento que juguetean con sus rizos. Alto, muy alto, y espaldas anchas para llevar la responsabilidad de ser parte de la generación que quiere romper la jerarquía. Stefanos Tsitsipas (Atenas, 1998) es diferente, en todo. Se siente a gusto con ese rol que defiende en la pista y en su relación con el mundo. Hoy se enfrenta a Zverev tras batir a Fernando Verdasco (6-3 y 6-4).

¿Qué ha cambiado en este 2019 con el salto que dio en Australia -ganó a Federer, cayó en semifinales-?

No sé lo que otros jugadores sienten sobre mí. Puedo sentir que ahora me respetan un poco más, lo noto en la pista cuando juego contra ellos. Es una de las grandes diferencias con respecto al año pasado. Es el único gran cambio que noto. Creo que es lo normal cuando estás empezando. Federer, Nadal, Djokovic siguen ahí y siguen siendo tan respetados. Es lo normal. Las cosas creo que tienen que ser así.

¿Y con respecto al público?

Sí, noto incluso más la diferencia con los aficionados. Creo que es lo que más ha cambiado, la gente te reconoce más. Hay una mejor conexión porque también comparto otras de mis aficiones. Ojalá les gusten mis pequeños shows. Es ofrecerles una oportunidad para que me conozcan más y mejor.

¿Cómo lleva exponerse tanto a través de su videoblog (de viajes que hace en el circuito)?

No me gusta tener haters, pero al final del día sé que lo que estoy haciendo está bien, es lo correcto. Siento que es correcto para mí. Así que intento evitar ese tipo de comentarios y centrarme en mostrar mis intereses personales y mis pasiones en la vida. Este tipo de cosas creo que contribuyen y me ayudan un poco en ese sentido a ser mejor persona.

Cuando la gente dice «Tsitsipas es diferente», ¿qué significa para usted?

No lo sé, supongo que es porque tengo el revés a una mano, soy alto, creo que piensan que ofrezco un tenis diferente al de la mayoría de los tenistas, más agresivos. Más dinámico, más impredecible. No sé cómo me ven.

¿Cómo lo ven en su país?

Mi éxito o el de Maria Sakkari ha hecho que el tenis sea más comprensible, más cercano a la gente. No estoy allí desde noviembre, así que no sé muy bien cómo me va a tratar la gente. Pero creo que se están dando cuenta de que lo que estoy haciendo en los últimos meses es bueno para el país. Estoy feliz de hacer feliz a la gente y de hacerles soñar con cosas que quizá nunca pensaron que un griego podría lograr.

Hacía mucho tiempo que no había un jugador de 20 años en el top ten debido a gente como Federer o Nadal o Djokovic. Están Zverev y usted.

Todo es cuestión de tiempo. Quería que sucediera lo antes posible para aprovechar todo lo que he trabajado durante toda mi vida. Creo que me merezco estar donde estoy. Jugar los circuitos menores, challengers y demás… Es muy duro verte estancado allí. Estoy muy contento de poder jugar en los mejores torneos, estar en las mejores ciudades cada semana, frente a una grada llena. Es genial cómo los jóvenes lo estamos consiguiendo. También creando nuevos seguidores. Hemos tenido lo mismo durante mucho tiempo y creo que la gente tenía ganas de ver caras nuevas, jugadores jóvenes saliendo y jugando tenis interesante.

Son la primera generación que ha crecido viendo a Nadal, Federer, Djokovic. ¿Ha incorporado algo suyo a su tenis o fuera de la pista?

Sé que yo quería tener mi propia personalidad. Si intento hacer lo que hacen ellos no sería yo, solo sería alguien intentando ser una copia de otro, algo que odio. Quería crear mi propia imagen, mi propio estilo. Pero es normal fijarse en los mejores tenistas porque es la forma de evolucionar. Lo que ves lo puedes utilizar para tu propio beneficio. Siempre he tratado de ver a estos grandes tenistas. Federer, Nadal, Djokovic, Murray. Ver lo que han hecho, que es increíble. Djokovic, uno de los mejores jugadores de fondo. Nadal con su lucha, la energía que pone en la pista. Solo puedes mirarlo y trabajar en ello. Aunque no sé cuánto puedes trabajarlo porque no muchos jugadores tienen eso. Creo que tienes que nacer así. Como Federer con su tenis intocable, algo con lo que naces. Trabajar en pequeños detalles que pueden mejorar tu tenis.

¿Qué es lo que más le impresionó de jugar contra Nadal?

Bueno, creo que en Toronto (2018) tuve alguna opción más contra él, lo más cerca que estuve, hasta ahora. En Barcelona (también 2018) no tuve ninguna oportunidad. Jugó de una forma superior. Puedes sentir su energía desde el otro lado de la red. Nunca había experimentado algo así contra ningún otro jugador en mi vida. La pista parece que temblaba cuando caminaba por ella. Y encima en Barcelona con todo el apoyo hacia él lo hizo superduro. Es un don cómo es capaz de poner tanta energía y dedicación y concentración en una sola cosa en cada momento. Le ha hecho dominar el circuito tantos y tantos años. Creo que es el único jugador que no ha bajado el top ten en todos estos años y eso es increíble.

¿Qué les robaría a Nadal, Federer y Djokovic?

El espíritu de Nadal, el servicio de Federer y el revés de Djokovic.

¿A qué se hubiera dedicado si no puede ser tenista? Con 17 años tuvo algunos problemas por lesiones.

Puede que periodista o trabajando en social media. Algo relacionado con la comunicación. Ir a la Universidad y estudiar relacionado con la tecnología. No lo sé, pero algo de comunicación.

¿Trabaja la presión con toda la atención que ha crecido a su alrededor?

Mis padres y mis entrenadores me enseñaron que nunca me dejara llevar por lo que se dijera alrededor. Que me concentrara en lo que yo hacía. A veces me veo en televisión y siento que vivo demasiado en una burbuja. Pero eso me ayuda a jugar mi tenis. Si estuviera pendiente de lo que se dice no podría desarrollar mi mejor nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…