Rafael Nadal, en su entrenamiento en el Country Club Santa Ponsa, en CalviáWimbledon

El balear comenta su aterrizaje en la hierba tras ganar Roland Garros por duodécima vez en su carrera

Rafael Nadal ya pisa la hierba y en mente tiene el objetivo de lograr su tercer título en Wimbledon. Como en años anteriores, solo acudirá a Inglaterra para participar en alguna exhibición. La adaptación a la hierba la hace en casa, en el Country Club Santa Ponsa de Calviá, escenario del torneo WTA Mallorca Open.

«Después de dos meses duros en tierra, volver a jugar en hierba es un aliciente extra porque es la transición más radical en el tenis. Estoy contento con estos días de entrenamiento y ya pensamos en viajar a Londres cuando toque para apuntalar las cosas que creo que necesito entrenándome con rivales y jugando partidos», comunicó el balear después de regresar a las pistas el lunes.

Casi una semana en la que ha querido reencontrarse con la superficie que más castiga sus articulaciones porque la velocidad y la amortiguación de la pelota es mayor. «Los primeros días son de adaptación para tener la sensación de pelota en una superficie especial y sobre la cual se juega poco. Jugaré en Hurlingham dos partidos, si todo va bien miércoles y viernes, como ya hice el año pasado y tuve buenas sensaciones. La preparación fue muy satisfactoria porque me dio la oportunidad de competir al máximo nivel en Wimbledon otra vez. Es por esto que hemos intentado hacerlo igual», admitió sobre su preparación.

El año pasado perdió contra Novak Djokovic en semifinales, en un partido con dos capítulos porque la falta de luz obligó a suspenderlo hasta el día siguiente. «Afronto Wimbledon con la máxima ilusión de disputar uno de los torneos más importantes del año estando preparado para darme la opción de competir bien», zanjó antes de alabar el nivel del Mallorca Open: «Desde que vengo aquí, este es el torneo más completo que recuerdo. Como mallorquín y balear, tener un torneo así en casa es muy bonito e importante y ojalá pueda continuar en el futuro».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…