Fútbol femenino

Las autoridades locales investigan las causas de la muerte

Las autoridades hallaron sin vida este miércoles en una carretera del suroeste de Colombia a la futbolista Leidy Asprilla, que formó parte de las selecciones sub'17 y sub'20 del país, y que estaba desaparecida desde el domingo pasado.

El cuerpo de Asprilla, de 22 años, fue encontrado en las últimas horas en un sector boscoso de la carretera que va del municipio de El Cerrito a Rozo, en el departamento del Valle del Cauca.

«Lamentamos la muerte de la jugadora», escribió en su cuenta de Twitter la División Mayor del Fútbol del país (Dimayor), quien expresó sus condolencias a familiares y allegados de la deportista que jugaba con el equipo Orsomarso.

Por su lado, el alcalde de Palmira, Jairo Ortega Samboní, también lamentó ocurrido con la futbolista: «hace poco fue hallada sin vida, según me informa la Policía», afirmó el burgomaestre.

Las autoridades investigan las causas de la muerte de Asprilla pues tenía todas sus pertenencias, incluso la indumentaria del equipo con el que jugaba, y la motocicleta en la que viajaba estaba a pocos metros del cuerpo.

La tía de Leidy, Amparo Asprilla, explicó que su sobrina salió el domingo de su casa, en El Cerrito, para recoger a una compañera y luego ir a entrenarse pero «nunca llegó» a donde la esperaba su amiga. Inicialmente la familia creía que la deportista estaba secuestrada y abogaban por su libertad.

La futbolista, que se recuperaba de una lesión en la rodilla derecha, formó parte de varios procesos juveniles con la selección colombiana. Uno de los goles más recordado fue el que le anotó a Brasil en un Suramericano sub'17.

La delantera inició su carrera en el fútbol en Generaciones Palmiranas, fue convocada además a la selección colombiana sub'20 en el 2013 y militaba en Orsomarso, de Palmira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…