Mercado de fichajes

El Barcelona quiere pagar la cláusula el viernes, día en el que el galo debería regresar al Atlético tras sus vacaciones

Antoine Griezmann continúa vinculado contractualmente al Atlético de Madrid y el viernes es el día en el que debería incorporarse a los entrenamientos porque el jueves agotó su mes reglamentario de vacaciones, pero el francés no se unirá al equipo de Simeone aunque el Barcelona aún no ha abonado los 120 millones de euros de su cláusula de rescisión. Un pago que los azulgranas pretenden ejecutar a lo largo del viernes para evitar que el delantero pueda verse envuelto en un conflicto legal con la entidad madrileña antes de su traslado al Camp Nou. El club azulgrana ha acelerado la operación, aunque la entrega del cheque en la sede de LaLiga podría retrasarse hasta el próximo lunes. A última hora de la tarde de hoy, el diario francés «L’Equipe» anunció que el Barcelona ya había pagado ejecutado la cláusula del internacional, pero el desenlace del culebrón, por fin, será hoy. O eso parece.

La salida de Griezmann del Atlético de Madrid se ha convertido en un episodio cansino. El delantero anunció a mediados de mayo su intención de marcharse y casi dos meses después sigue vinculado al club en el que ha militado las últimas cinco temporadas. Hasta el pasado 30 de junio, su cláusula de rescisión era de 200 millones de euros y el Barcelona se mantuvo a la espera hasta entonces, pero, una vez rebajada a los actuales 120 millones, los azulgranas tampoco han depositado esa cantidad en la Liga. El presidente Bartomeu intentó negociar un pago aplazado con los madrileños, pero se encontró con la negativa rotunda de Gil Marín y la tensión ha ido en aumento. Hoy puede ser el día clave para que el futuro del francés, que debería incorporarse al equipo rojiblanco ya que ha consumido todas sus vacaciones reglamentarias.

Expediente y sanción

Griezmann fue citado por el Atlético para incorporarse el pasado domingo a los entrenamientos de pretemporada en Los Ángeles de San Rafael, pero el jugador se negó argumentando que hasta ayer no se cumplían los 30 días de vacaciones que le correspondían según el convenio vigente entre la AFE y LaLiga porque disputó su último partido de la temporada el pasado 13 de junio con su selección ante Andorra. El delantero tensó la cuerda consciente de que se enfrentaría a un expediente y una sanción económica por parte del club, pero confiando en que el Barcelona pagaría su cláusula antes de hoy para quedar libre y no tener que regresar a los entrenamientos. Sin embargo, la entidad azulgrana no ha depositado aún el dinero en LaLiga, aunque confía en hacerlo a lo largo del viernes. De no comprar su libertad mañana, Griezmann, ya en Madrid tras unas vacaciones en Estados Unidos e Ibiza, debería esperar hasta el lunes porque el fin de semana no es un día hábil para completar ese trámite.

La intención del Barcelona, que firmará al francés hasta junio de 2024, es poder cerrar el viernes definitivamente el serial para que el internacional pueda ser presentado antes de que el conjunto de Ernesto Valverde inicie los entrenamientos de pretemporada. Los jugadores azulgranas están citados el domingo en la Ciudad Deportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí y el lunes comenzarán las sesiones. Como ya sucedió con el guardameta Neto, la presentación de Griezmann sería a puerta cerrada y con los medios de comunicación como únicos testigos porque el Camp Nou está se encuentra actualmente en obras. Unos planes que están supeditados a que el Barcelona ejecute el pago de la cláusula del aún futbolista del Atlético de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Gobierno andaluz presume de estabilidad tras aprobar su primer presupuesto con Vox

La ultraderecha advierte que las cuentas de la Junta para 2019 son de “transición” Frente …