Nando de Colo – Final Four

El base es uno de los peligros del CSKA Moscú, rival del Real Madrid de la Final Four que comienza el viernes

La voz de Nando de Colo (Sainte-Catherine, Francia, 1987) suena cansada al otro lado del teléfono. Acaba de terminar uno de los entrenamientos previos a la Final Four y atiende a ABC desde el centro de entrenamiento del CSKA. Son jornadas intensas, plenas de trabajo, para que nada quede al azar en la cita más importante del año. Aun así, el base francés saca tiempo para analizar lo que se viene encima antes de viajar a Vitoria, donde el viernes se medirá al Real Madrid en semifinales.

Para el CSKA será su decimoquinta presencia en una Final Four en los últimos 16 años. Una muestra del potencial del conjunto ruso, que en ese tiempo ha conquistado tres de los siete títulos que adornan su vitrina de trofeos. «Está claro que haber llegado tantas veces hasta la última etapa del torneo es una señal del trabajo bien hecho, pero debemos utilizar cada una de las finales anteriores para crecer y estar listos de la mejor manera para afrontar la cita de Vitoria. Cada victoria y cada derrota anteriores deben servir de aprendizaje», explica el base, uno de los líderes del equipo ruso.

En sus manos nace el juego del CSKA, que desde hace cinco años se mueve al ritmo del galo, uno de los núcleos centrales del vestuario junto a Hines, Vorontsevich o Higgins. La estabilidad es uno de los pilares del éxito del conjunto del este, pero también explica el del Real Madrid o el Fenerbahçe, que por tercer año consecutivo estarán juntos en la última ronda del torneo europeo. «Creo que se trata de un trabajo de equipo. Esos equipos son los que más veces han llegado a la Final Four en los últimos años y no es casualidad. Los tres han mantenido a muchos de sus integrantes durante varios años y así es más fácil mantener el nivel, porque no cuesta tanto seguir el camino marcado y mejorarlo», apunta el galo, cuyo contrato expira este verano.

Por ahora, prefiere no hablar del futuro para centrarse en esta Final Four de resultado incierto en la que De Colo no ve «favoritos, porque es un torneo muy abierto e igualado». Además, asegura llegar «muy bien al torneo. Con muchas ganas de que comience la acción para demostrar que la preparación ha sido la correcta».

Socio de Sergio Rodríguez

Uno de sus aliados en la pista es el español Sergio Rodríguez, exjugador del Real Madrid, que aterrizó hace dos temporadas en Moscú. El canario es uno de los que mejor conoce a los blancos dentro del vestuario, aunque también Othello Hunter jugó a las órdenes de Laso hace algunas temporadas.

Con todo, De Colo no cree que haya secretos que puedan desvelar, porque ambos equipos se han medido tantas veces ya que es difícil que puedan sorprenderse. «No creo que necesitemos al “Chacho” para que nos explique cómo ganar al Madrid», señala divertido, al tiempo que reconoce que el español es uno de sus mejores amigos dentro del vestuario.

Porque aunque nació en Francia, el corazón de De Colo es medio español desde que se enamoró de una valenciana, se casó con ella y tuvo una hija. «Siempre que tenemos algún día libre, en verano, intentamos ver a nuestras familias. Viajamos a mi país, pero también a España. Pasamos mucho tiempo en Valencia. Me gusta mucho el ritmo de vida de los españoles, que es mucho más tranquilo que en Francia y me permite descansar mejor», reconoce.

Final en Vitoria

Por eso, jugar en Vitoria es un aliciente para él, donde tendrá el apoyo de varios de muchos conocidos. «Será incluso más difícil, porque el Madrid tendrá muchos seguidores», señala.

Además de ese apoyo desde la grada, la recuperación de Llull es uno de los puntos fuertes del Real Madrid para afrontar la Final Four. «Es cierto que es un jugador muy importante para ellos y será difícil de parar. También Campazzo, que ha dado un paso adelante en ausencia de Llull. Con él juegan más agresivo. Por eso tenemos que centrarnos en nosotros mismos y hacer las cosas que sabemos hacer y que nos han traído hasta aquí». De hecho, los rusos ya fueron capaces de ganar en el WiZink Center a principio de temporada, lo que explica su peligro. Un conjunto ganador cuyo timón está acostumbrado a brillar en las finales. El Real Madrid está avisado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un incendio arrasa 1.600 hectáreas de la sierra almeriense de Gádor

El cambio del viento se ha convertido en el principal obstáculo para atajar las llamas. Un…